Cómo la tecnología geoespacial es vital para explorar Marte

Cuando el Rover Perseverance de la NASA aterrizó en Marte a principios de este mes, estaba equipado con algunos de los mapas de Marte más precisos jamás creados, cortesía del Centro Científico de Astrogeología del USGS. Estos nuevos mapas no solo eran esenciales para un aterrizaje seguro en Marte, sino que también sirven como base sobre la que se construirán las actividades científicas planificadas para la misión a Marte.
Para aterrizar de forma segura en el accidentado paisaje marciano, la nave espacial utilizó una nueva tecnología llamada Navegación Relativa al Terreno. Mientras descendía a través de la atmósfera del planeta, la nave espacial usó sus mapas a bordo para saber con precisión dónde está y evitar peligros. Para que la navegación funcionara, la nave espacial necesitaba los mejores mapas posibles del lugar de aterrizaje y el terreno circundante.
Dos mapas de Marte desarrollados por el USGS
El USGS desarrolló dos nuevos mapas para la misión a Marte. El primero es un mapa de alta resolución (25 cm por píxel) que los investigadores han utilizado para mapear con precisión los peligros de la superficie en el lugar de aterrizaje. Este mapa sirve como mapa base para las operaciones de la misión y para trazar dónde explorará el Rover después de aterrizar. El segundo mapa es un mapa de menor resolución (6 m por píxel) que abarca el lugar de aterrizaje y gran parte del terreno circundante. Esto se usó a bordo de la nave espacial, junto con las ubicaciones de los peligros del mapa de alta resolución, para ayudarlo a aterrizar de manera segura. Los mapas se han alineado con una precisión sin precedentes entre sí y con los mapas globales de Marte para garantizar que los mapas muestren los peligros exactamente donde están realmente.